Tecnología y Especialidades

Terapia de Microestimulación Celular

La Terapia de Microestimulación Celular con Ondas Electromagnéticas es un sistema de tratamiento con tecnología alemana PEMF (Pulsed Electromagnetic Fields) que regula los campos magnéticos del organismo contribuyendo al tratamiento de diferentes patologías. A través del uso de aplicadores directos en el cuerpo, esta técnica estimula los mecanismos de autorregulación del organismo empleando los últimos descubrimientos en biofísica y cuántica.

Este tratamiento activa el metabolismo celular, refuerza el sistema inmunológico y óseo, presenta alivio en la reducción del dolor e inflamaciones, acelera procesos regenerativos, armoniza el sistema nervioso, mejora los cuadros derivados del stress y aumenta la energía vital, entre otros múltiples beneficios (enfermedades sistémicas, desórdenes circulatorios y metabólicos y aquéllos relacionados con deficiencias inmunológicas, dolores crónicos, afecciones reumáticas de tipo inflamatorio y degenerativo, depresión, fibromialgia, trastornos del sueño, recuperación y estimulación de post operatorios y traumas o exceso de entrenamiento físico).

Además de estimular la reparación y regeneración de las células por la total penetración a nivel celular del campo electromagnético, esta tecnología de campos pulsantes penetra la barrera sangre-cerebro, permitiendo una mejor asimilación por parte de las células de medicamentos, nutracéuticos, hormonas y otros.



Con certificaciones de la Food and Drug Administration (FDA) en Estados Unidos y sus símiles europeos, se establece que este tipo de terapia fortalece e intensifica los esfuerzos del propio organismo para restablecer su óptimo balance energético vía la administración de impulsos débiles de variados campos electromagnéticos, intensidades, impulsos estructurales, ritmos e información. Si cuidadosamente analizamos la perspectiva de que campos específicos de pulsaciones electromagnéticas, son capaces de penetrar y restaurar la unidad biológica más pequeña del organismo, la célula, un enorme terreno nuevo se abre ante nosotros en medicina con posibilidades ilimitadas, de manera no invasiva y sin efectos secundarios.

*Esta terapia no se practica a embarazadas ni a personas con marcapasos.

A %d blogueros les gusta esto: